Star Trek Productos a la venta: Para ingresar presionar en la fotografía

Star Trek Productos a la venta: Para ingresar presionar en la fotografía
Naves para armar- Muñecos - Posters - Llaveros - Lapiceros - Revistas - Stickers - Almanaques - Modelos con luces y sonido

Translate

martes, 20 de julio de 2010

Requisitos para ser astronauta


La era espacial se inició cuando se puso en órbita el satélite Sputnik en octubre de 1957, seguido por sondas espaciales, cohetes con seres que visitaron la Luna, una estación espacial que da vueltas alrededor de la Tierra y muchos viajes de transbordadores que van al espacio y regresan, con el deseo de colocar una estación espacial.

Los viajes espaciales de los últimos 60 años han sido uno de los logros tecnológicos más sorprendentes del hombre, dando origen a lucrativas actividades comerciales con la puesta de satélites que ayudan a predecir el clima, evaluar las cosechas, explorar los minerales y sobre todo agilizar las comunicaciones a nivel mundial, logrando una importante contribución para la economía mundial.

Para colocar los satélites en el espacio se ha necesitado años de trabajo y miles de personas realizando cálculos y fabricando equipos, pero sólo un pequeño grupo ha tenido la oportunidad de vivir la experiencia de viajar.

El espacio empieza donde la atmósfera de la Tierra se desvanece en un vacio entre 80 y 160 kilómetros sobre el suelo, para los seres humanos el espacio es un medio hostil y ajeno, sin los efectos moderadores del aire y la luz del sol, los vacios en torno a la Tierra que son bañados por varias formas de radiación serían letales para alguien desprovisto de protección.

Para salir y entrar a la atmósfera terrestre es muy difícil, se requieren materiales capaces de soportar la temperatura que se genera cuando los objetos caen a través del aire, por ello se inventaron maneras de viajar a altas velocidades y soportar extremas presiones ambientales para que la gente pueda explorar el espacio.

En la serie de televisión Star Trek se observa que los series viajan a través de la galaxia desprovistos de cualquier equipo espacial o alguna medida de seguridad, esa es una serie de ciencia ficción que se desarrolla en el siglo XXIIII, es probable que para esa fecha no sea necesaria tanta protección pero en la actualidad si se requieren de estrictas pautas de vestido.

Sin embargo, cuando deben ir hacia lugares con desconocidos sistemas de vida, recurren a los equipos para proteger su salud, con los trajes diseñados especialmente para evitar contagios y poder respirar.

Lo que es común en ambas épocas es el entrenamiento que se necesita para viajar por el espacio, debido a que estarán días, semanas o meses en una nave completamente cerrada, por ello los tripulantes deben pasar exámenes desde el punto de vista físico y emocional.


El Transbordador Espacial


Si desea viajar al espacio puede hacerlo mediante distintos transbordadores espaciales, que es un transporte de personal científico utilizado para colocar en el espacio laboratorios, antenas de comunicación, materiales de construcción, sondas, satélites o para reparar los equipos que ya se encuentran en órbita.



El transbordador tiene un área para pasajeros, otra de carga y una de investigación, donde se realizan los estudios de astronomía, medicina, física, química y otros.

Existen dos alternativas para viajar en el transbordador espacial, en el puesto de piloto o copiloto, y como investigador científico.

En el primer caso es necesario tener una licencia de piloto o ser militar de las fuerzas armadas, en el segundo caso el único requisito es demostrar que necesita realizar algún trabajo útil allá arriba, el proyecto será estudiado y si es aceptado será admitido al programa de entrenamiento como pasajero técnico científico.

Los experimentos que desea demostrar deben desarrollarse en el espacio, pueden ser en el campo de la astronomía, física, vida, pruebas lunares, espaciales, estudios del tiempo, monitorear recursos terrestres desconocidos, vigilar la contaminación del planeta, pruebas de comunicación y navegación, mejorar las instrumentos espaciales, de las naves o de los materiales, o cualquier otra teoría que demuestre será provechosa para el futuro de la humanidad.

En la presentación de los proyectos de investigación se da tratamiento preferencial a las minorías como a las mujeres, personas mayores de 45 años o jóvenes cuyo enriquecimiento despertará el interés por los vuelos espaciales en su lugar de origen, buscando una mixtura de trabajo entre las edades, razas, sexo y nivel de educación, si la propuesta se origina fuera del país de origen del transbordador, también será bien recibida.

Especial atención se da a los profesionales con Doctorados en Física, electrónica, y energía, pero también a aquellos conocedores de dichas materias que no han asistido a una escuela pero que tienen habilidades tan reconocidas que son merecedores de darles la oportunidad de recibir los beneficios de viajar en el transbordador y probar su teoría.

Calificaciones del piloto

Si su deseo es pilotear un transbordador debe tener un grado de instrucción de Ingeniero, Físico o Matemático de una universidad de prestigio, si es titulado será mejor. Debe tener una experiencia mínima de 1,000 horas como piloto de avión aunque es deseable que tenga 2,000 horas de vuelo, y mejor aún si ha trabajado en un jet.

Debe medir entre 1.62 y 1.93 mt., porque es el rango del tamaño de la cabina deberá pasar el examen médico a nivel A, que es el examen físico del corazón.



Para viajar como tripulante

Para viajar como tripulante le piden como mínimo 1.55 mt de altura y debe pasar el examen médico nivel B.

En ambos casos deberá conocer el universo y la ubicación de las estrellas, lo que significa que debe tener una brújula interna para poder guiarse sin necesidad de los controles o el radar.










Programa de entrenamiento


Una vez que ha sido seleccionado porque su proyecto beneficiaria al planeta Tierra, deberá firmar una carta donde acepta reconocer los requisitos que debe seguir para formar parte de la tripulación.
 
Luego hay que financiarse el viaje, en algunos casos el proyecto lo paga una entidad que busca apoya la teoría presentada por el futuro viajero, en otros casos alguna Fundación, pero si usted desea ser el propietario absoluto de sus teorías puede hacerlo con sus propio recursos.

Una vez solucionado lo económico, se procede al entrenamiento físico y emocional para estar apto para abordar un transbordador. Esta etapa dura alrededor de un mes y es eliminatoria.

Primera semana 

Para determinar si está apto, desde el punto de vista físico, debe conocer las medidas de todos los ambientes del transbordador y de los posibles percance que le espera en el espacio:

· Ingresar a la cámara centrífuga la cual simula diferente velocidades y fuerzas con las que puede encontrarse en el despegue, cuando reingresa a la atmósfera y a algunos momentos sin aire.

· Ingresar en un tanque de agua de 8 metros de profundidad, permaneciendo tanto tiempo como el que sea necesario para aprender a manejar su cuerpo porque es lo más parecido a estar en un ambiente sin gravedad.

· Pasar las pruebas de visión, para acostumbrarse a los diferentes tipos de luz, intensidad, colores, formas, origen, para trabajar y cumplir con sus obligaciones en forma perfecta.

· Entrenamiento con la comida y los servicios higiénicos, alimentarse con comida deshidratadas y congelada, aunque los tripulantes son consultados sobre sus preferencias alimenticias existen productos en la dieta comunes a todos los pasajeros.


Segunda semana 
Se dedica a aprender y revisar los sistemas y programas del transbordador, realizando el recorrido, por supuesto sin gravedad.

Conocer los recursos de sobre vivencia básicos, aprendiendo el manejo de los sistemas de comunicación.

· La radio, aunque el sistema de radio está conectado con la base de la tierra durante las 24 horas, debe enviarse, mensajes sobre lo que ve o lo que no ve en el espacio, o lo que ocurre en el transbordador.

· Aprender a guiar los monitores que permiten mediante cámaras estratégicamente colocadas, observar que está sucediendo tanto afuera como en la parte superior e interior del transbordador.

· Conocer el equipo electrónico con información sobre la presión en la cabina, el sistema de comunicaciones, distribución del poder electrónico, el sistema de aire acondicionado, estado del combustible, temperatura interna y externa, distancias, velocidades, luces, frenos, altitud, seguridad, etc.

· El funcionamiento de las computadoras que información sobre la condición de los satélites que se están revisando, laboratorios espaciales o experimentos que estén en órbita y sondas de información que deben ser revisadas.

Los ambientes de la cabina están modulados a un cálido día de primavera, pero las pruebas de resistencias son extremas porque pasan en segundos de un helado frio polar hasta un sofocante calor ecuatorial, aquella transición puede ser mortal.

Debe pasar algunas pruebas de quedarse sin oxigeno o respirar combustibles que pueden resultar dañinos para la salud.

Tercera semana
Revisar los procedimientos de seguridad para cuando esté en el espacio, el plan de vuelo, los momentos de investigación, de esparcimiento, aseo personal en un área pequeña, caminar en el espacio realizando algún acoplamiento, removiendo o reparando algo, los objetivos particulares y los procedimientos a seguir en caso de emergencia. 

Entrenamiento para usar los trajes espaciales que no son hecho a medida son tallas universales, chico, mediano y grande, aunque el ambiente del transbordador está preparado para andar en polo y pantalón corto, es necesario conocer cómo instalarse dentro de la chaqueta y el pantalón espacial, que son diferentes para hombre y mujer, aunque ambos tienen ajustes adicionales gracias a las correas.

Colocarse en un traje espacial demora 2 horas, y debe aprender a descargar en unos recipientes especiales la orina del pasajero hombre y unas toallas absorbentes para la mujer.

La bebida y comida irán en el casco y gracias a un sorbete podrán tomar los líquidos y a una barra de fruta. Cada traje tiene un costo aproximado de diez mil dólares.

Luego que el futuro tripulante sabe cómo colocarse el traje, que tiene un sistema de soporte de vida portátil deberá aprender a movilizarse, hablar, accionar los instrumentos y quitárselo y ponérselo sin ayuda.

Cuarta semana 

Empiezan las practicas de sobre vivencia como escapar en casos de emergencia, qué hacer en caso de fuego, cómo sobrevivir con las limitaciones de aire y alimentos, cómo puede afectarle sicológicamente rescatar a un compañero y dejar a otro flotando en el espacio, etc.

Finalmente 2 ó 3 días serán necesarios para las pruebas totales a bordo del transbordador espacial con todos los miembros de la misión. 



Su viaje espacial


El primer día en el espacio es necesario realizar todo el trabajo de arreglo, moviendo todo lo que no va a utilizar, en especial el traje.

Aunque antes de viajar se programen los tiempos y movimientos de los trabajos privados y de grupo, el tripulante debe priorizar la misión para la cual viaja, pero debe cumplir los turnos rotativos de descanso, porque al menos dos miembros del equipo deben estar despiertos en las rondas de guardia para el viaje que dura mínimo 8 días.

Tomar en consideración que cuando el astronauta debe salir del transbordador espacial para realizar alguna actividad como ajustar algo o mover repuestos lo debe hacer en período máximo de cuatro horas.

Está permitido distraerse un rato, por ello el tripulante puede llevar su filmadora, grabadora, cámara, libros, juego de ajedrez (magnéticos), cartas y por supuesto su trabajo de investigación considerando su entretenimiento para muchos.

Como los viajes son relativamente cortos y muchas veces las teorías planteadas se basan sólo en supuestos, se necesitarán varios de estos viajes para comprobarlos, que pueden ser complementados con los tripulantes del siguiente vuelo.

Para las personas que han estado en el espacio tanto oficiales como tripulantes, el tiempo transcurrido ha sido muy corto, inclusive para los que han estado en el espacio durante meses.

Cada una de las personas que han estado allá arriba han sentido la sensación de haber tocado el cielo y aunque las posibilidades de volver a viajar, en el caso de los tripulantes es prácticamente imposible.





Se estima que en pocos años existirá una línea de transporte de la Tierra al espacio, a un costo de $50,000 por pasajero, pero de todas maneras los interesados deben seguir el programa de entrenamiento para ser astronauta.


Archivo del Blog

Entradas populares en la semana